Musa Cafeína

Colectivo artístico-cultural que organizamos actividades relacionadas con el fomento de la lectura, la difusión del arte y la mezcla de diversas disciplinas artísticas.

La Vergüenza, Eduardo Yagüe (Poemas del desierto)

SkammenLa vergüenza es una película que habla de la guerra y sus efectos.

La pareja protagonista se desmorona, eran músicos, se gritan, beben vino.

Ella es rabiosamente hermosa, como sólo una nórdica sabe serlo, sus emociones las compuso Bach.

Él es verticalmente hermoso, como un ciprés, sus emociones son angostas, un volcán que escupe hielo.

El final de la película parece una pesadilla. El blanco y negro. El agua y el frío. La ausencia de ruido. La locura. Los títulos de crédito.

Al atardecer veo a grupos de personas revolver en los contenedores. Cazan en la oscuridad los paquetes caducados, los trofeos, la preciada carne.

Entro en el metro y veo a grupos de personas saltándose los torniquetes. El animal abisal de ojos blancos llega y escupe su contenido, mis hermanos.

Duermen las parejas en la calle, hasta ayer en casas. Duermen como dormirían en su habitación, abrazados y en pijama, pero sucios, el sobrepeso los hace aún más tristes, mis hermanos, mis hermanas, mis amantes.

Llueve esta lluvia vergonzosa. Nos refugiamos en los túneles del centro de la ciudad, nos turnamos para no mojarnos, para no sucumbir al blanco y negro, para no anticipar los títulos de crédito. Queda más de la mitad de la película.

Se manifiestan los tullidos de la nueva guerra. Las caras arrugadas. La policía. Los médicos. Los basureros. Los abogados. Los maestros. Los carteros. Los domadores de dinosaurios. Los parados. Las amas de casa sin casa.

En la película hay también cristales rotos, recuerdos que hacen que el estómago se vuelva del revés, se dé la vuelta, la belleza muere.

Ver morir a la belleza es sublime, un espectáculo inacabable, inabarcable, 21% inefable.

El señor presidente comparece en una televisión dentro de una televisión. Tiene un gato siamés por bufanda. Yo le escucho y es verdad todo lo que dice. Canta. Maúlla. Suma. Sigue.

El señor figurante de la esquina que siempre me sonríe y es viejo y pobre. Es muy viejo, tan viejo como la historia, es muy pobre, tan pobre como yo. Y me mira así: Con amor, con fe, feroz y férreamente. Quiere el dinero que no tengo. Yo se lo doy. Tome mi dinero. He acumulado millones. Miles de millones.

Y puedo sonreírle. Intento explicarle lo que hay en mi sonrisa.

Vergüenza y revolución.

Caballos salvajes, amor infectado, trenes de mercancías parados en mitad de la frontera, casas ardiendo, nosotros dentro esperamos la voz del director sin salirnos de la marca, hemos ensayado, recitamos el diálogo, somos millones, somos hermosos, estrellas de cine, barcos encallados, soportamos la fina lluvia gris, gritamos cada vez más alto, cantaremos canciones llenas de luz, de aire, sin aire, fuertes como muertos, como espíritus, con las espadas afiladas, con las armaduras brillantes, pisaremos la perfección de la nieve virgen, miramos las paredes agrietadas, las incógnitas, los surcos, las pequeñas ciudades de millones de hormigas hartas, solos en mitad del infinito, solos en mitad del universo, Dios nos mira entre aburrido y complacido, hijos míos, mis creaciones, pequeños e inútiles trozos de nada, los bombardeos, el hambre, la rabia, el amor, la revolución, la vergüenza.

Aguantad la respiración.

Yo no os bendigo.

Contad hasta cinco.

Acción.

poemasdeldesierto.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 27, 2013 por en Adultos, Portada, Textos y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: